Ene 1, 2006 |

En el jardín mediterráneo, a menudo se puede ver fuentes y acequias que aportan el agua a las plantaciones. En el jardín mediterráneo de Casa Tápena, la fuente de piedra, como si fuera un manantial, aporta el agua que circula por la acequia hasta la balsa inferior junto a un espacio recogido.